así es mi corazón y otros cuentos y dinámicas

Hoy se celebra el Día Mundial del Corazón, una fecha dedicada a recordarnos la importancia de cuidar de este órgano vital, y como lo nuestro son las emociones y los cuentos, hemos querido aprovechar esta celebración para hablar de la dimensión emocional del corazón 🙂

Os dejamos algunos cuentos que tienen como protagonistas el corazón y dos dinámicas súper chulas para hacer en clase, desde la óptica del acompañamiento emocional en la infancia. ¡Esperamos que os gusten mucho!

Así es mi corazón: cuento y dinámica para el aula

así es mi corazón cuento

«Así es mi corazón», de Jo Witek, es un hermoso álbum ilustrado que se presenta como un homenaje a las emociones y los sentimientos de los niños y niñas, para que los reconozcan en todas sus formas y todos sus colores: alegría, tristeza, calma, enfado, miedo…

Este cuento es un recurso genial para que los y las peques desarrollen su lenguaje emocional, entiendan qué son las emociones y reconozcan las distintas emociones que un ser humano puede llegar a sentir en su día a día.

Después de la lectura del cuento “Así es mi corazón”, vamos a hacernos nuestro propio corazón.

Crearemos un rincón en el aula, en el que habrá diferentes corazones, con los colores de las emociones del cuento y de diferentes tamaños.

Cada niñx tendrá una cuerda para poder meter los corazones, realizados con papel de colores y que tendrán un agujero. Los colores de los corazones simbolizarán una emoción (cada niñx asociará un color a las diferentes emociones, según lo sientan)

Lxs alumnxs tendrán que ir cogiendo corazones, de diferentes tamaños, según la intensidad con la que sientan esa emoción, en ese momento. Si tengo poco miedo, cogeré un corazón del color del miedo, pequeño y así hasta crear un corazón lleno de colores, formado por varios corazones. 

Otros cuentos sobre el corazón

Corazón de madre, de Isabel Minhos

Con metáforas sencillas, Isabel Minhós logra una bella y certera descripción sobre las emociones que despierta la maternidad. Descripciones y sentimientos que encuentran un espejo en los colores planos y brillantes de Bernardo Carvalho, quien refleja con sus ilustraciones la intensidad emocional de la obra. La cadencia de su estilo promete una lectura acompasada y musical, y crea con sus frases un universo cercano, pequeño e íntimoà como el que surge cada vez que una madre está con su hijo.

Nacido del corazón, de Berta Serrano

Hay niños que nacen en el corazón de su madre. Son aquellos deseados y esperados durante tanto tiempo, a los que -muchas veces- hay que ir a buscar cruzando nubes y senderos, como hicieron Rosa y Carlos en este cuento. Niños que, en realidad, tendrán que adoptar a los padres que los adopten. Es un libro para desdramatizar la adopción y subrayar que lo único que importa es concebir con el corazón y dar a luz con amor.

Corazón para regalar, de Ole Konnecke

Matilda ha perdido su corazón, ¿quién se lo devolverá?
Clark es todo un caballero, pero ¿cómo resistirse a Gary, que es capaz de superar cualquier obstáculo para conquistarla?

El tamaño del corazón, de Emma S. Varela y Misspink

¿Es importante el tamaño del corazón a la hora de amar?

Acompaña en esta aventura a Ratona Ratoncita, Gato Gatoso, Oveja Ovejita, CebraCebrante, Elefante Elefantero, Ballena Ballenata y encuentra larespuesta.

Dinámica «Corazones para ti»

Otra dinámica que podemos hacer en clase para celebrar las emociones, consiste en aprender a valorar a los demás, perdiendo el miedo a expresar nuestros sentimientos hacia otras personas y, a la vez, permitiendo que se fomente la autoestima de quien recibe esa valoración positiva.

Esta actividad puede realizarse cada día con un/a niño/a para que todos puedan ser protagonistas.

Sale un/a voluntario/a. Se sienta en una silla delante del resto de compañeras y compañeros. Cada uno/a tendrá un corazón de cartulina y quien quiera podrá escribir algo de la persona que está sentada en la silla. Puede ser algo de su interior, algo físico… lo importante es que sea positivo.

Irán acercándose individualmente con su corazón y le dirán al/la que está sentado/a en la silla lo que ha escrito, mirándole a los ojos. Después, pegarán con celo el corazón en la parte del cuerpo que quieran.

Al final quien está sentado, estará llena/o de corazones y podrá llevarse todas las palabras bonitas a su casa en forma de corazón. Se le preguntará cómo se siente con los corazones y cómo se han sentido los/as demás al ponérselos.

Otra forma de utilizar los corazones es con el juego de intercambio de corazones: se forman parejas y cada niñx tiene que escribir a la pareja que le ha tocado algo bueno en el corazón y se intercambian.

¡Feliz día del corazón! Esperamos que os aporte lo que os hemos contado y que, si lo lleváis a cabo en clase, nos lo contéis por aquí (en comentarios) o en redes sociales 🙂

Leave a Comment

Your email address will not be published.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.