Libros con ventanas y solapas | Laboratorio de cuentos

Los libros con ventanas y solapas son muy atractivos para la infancia, ya que ofrecen una experiencia interactiva y táctil mientras exploran sus páginas. Accionando sus mecanismos de papel descubriremos imágenes o textos ocultos y revelaremos juegos de imágenes que se transforman.

Para este laboratorio hemos reunido algunos libros que nos invitan a jugar con el objeto libro accionando sus páginas e invitándonos al juego de la creatividad. Destacamos aquí algunos que nos han cautivado:

Libros con ventanas y solapas: nuetros favoritos

Libros con ventanas y solapas

Un libro que utiliza el mecanismo de las pestañas de papel de una forma muy creativa para ilustrar conceptos contrarios como cerca-lejos, mojado-seco, pocos-muchos, etc..

Libros con ventanas y solapas
  • Villanos” y “Valientes” de Clotilde Perrin. editorial Maeva.
    Una delicia de libros en gran formato en los que vamos desvelando capas y capas de algunos personajes de los cuentos clásicos, como el lobo y el ogro o el hada madrina y el niño.  Una joya hecha de papel.
Libros con ventanas y solapas
  • ¿Qué se esconde en el cielo estrellado? de Aina Bestard. Editorial Zahorí.  Un libro con adivinanzas, diversidad cultural, ventanas de papel y el juego añadido del uso de la linterna para desvelar la figura del animal que da nombre a la constelación que se esconde detrás de cada ventana. Este libro de la genial autora Aina Bestard siempre triunfa en los talleres. 
  • LA CALLE MAYOR de Jonathan Emmett e Ingela P Arrhenius. Editorial Timunmas.

La calle mayor es un libro en formato acordeón que se despliega dando lugar a un escenario de juego. Se convierte en una calle llena de pequeñas tiendas y viviendas en las que sus personajes recrean actividades cotidianas.

Tras cada puerta y ventana de papel, se esconde el interior del edificio. Una frase sencilla acompaña el descubrimiento y da nombre a los personajes. Animales humanizados que van a la peluquería y se compran zapatos. 

Hemos elegido este libro para pensar entre todas por qué son importantes las pequeñas tiendas de barrio. Pensar también es un acto creativo, igual que leer o dibujar,  por eso en estos laboratorios de letras e imágenes nos gusta darnos un tiempo para compartir ideas, reflexiones y pensamientos.

Libros con ventanas o solapas: Algunas conclusiones

  • Comunidad. En las tiendas de barrio se dan intercambios de saberes y de servicios entre las vecinas y vecinos de un barrio, generando confianza, conexión y a veces incluso amistad, creando comunidad.

    Julia por ejemplo nos contó que le gusta ir a la panadería de Rocío. Rocío le regala magdalenas y Julia le hace dibujos para decorar la pared de la tienda.
  • Accesibilidad. Las tiendas de barrio facilitan el acceso a productos y servicios necesarios para vecinas y vecinos. Esto puede ser especialmente importante para personas mayores por ejemplo.

A Claudia, nos dice, le encanta la librería de su barrio, le facilita mucho la vida. Allí puede pedir los libros que necesitan sus hijas para el colegio y además cuando van pueden pasar un rato leyendo y descubriendo cuentos.

  • Sostenibilidad medioambiental. Al no tener necesidad de usar el coche, las tiendas de barrio contribuyen al medio ambiente reduciendo la huella de carbono.

¿No os parece un despropósito que Antonio tenga que ir en coche a comprar unos tornillos a una gran superficie situada a 4 km de su casa? 

Actividad propuesta: CREACIÓN COLECTIVA DE UNA CIUDAD IMAGINADA

Después de compartir un poco de conversación para pensar sobre todos estos temas, hemos pasado a “pensar con las manos”, porque ¡con las manos también se piensa! Y entre todas las personas participantes hemos creado nuestra “Ciudad imaginada”.

Materiales necesarios:

-Cartón de encuadernar. 

-Cinta adhesiva de papel o de pintor.

-Cartulinas de colores

-Tijeras.

-Pegamento

-Rotuladores, ceras, lápices de colores…lo que tengas servirá.

Lo primero será hacer el soporte con el cartón de encuadernar (puedes reciclar tapas de blocs de dibujo o de cajas de cereales o de detergente, por ejemplo).

Recorta dos piezas iguales con la forma del tejado, simulando dos casitas.

Después únelas con la cinta adhesiva de papel.

Recuerda dejar un espacio entre las dos casitas para que la “bisagra” funcione y las casitas se puedan cerrar como si fueran un libro. 

Una vez tengas hecho el soporte, sólo te queda pensar qué tiendas te gustaría incluir en nuestra ciudad imaginada, también dibujar a sus habitantes y sus casas. Y por supuesto, hemos dejado la otra cara para los parques, playas, plazas y todos esos espacios al aire libre que nos gustan tanto para encontrarnos, jugar y pasear.

Esta actividad la puedes hacer sola, pero en colectivo ¡es mucho mejor!

Creación y diseño de contenidos: María Maraña @mariamaranya

Coordinación:  Va de Cuentos

Organiza: MACA, Museo de Arte Contemporáneo de Alicante y Ayuntamiento de Alicante.