Chivos chivones: ritmo, cooperación y superación

Tabla de contenidos

chivos chivones
Fecha

Chivos chivones, adaptación de Olalla González, publicada por Kalandraka

¡Tres son los chivos chivones, de tres tamaños distintos, con tres chivas distintas y tres son los intentos escalados de cruzar el puente, donde está el malvado ogro que lo custodia! 

El tres, número mágico por excelencia, considerado en la antigüedad por los matemáticos como el número perfecto, representando un comienzo, un medio, un fin y utilizado en los cuentos tradicionales que narran el desarrollo del propio individuo, a veces de forma individual, a veces de forma grupal. Este divertido relato expone, metafóricamente, las pruebas de la vida y sus diferentes facetas.

Los chivos, bajan de la pradera donde suelen pastar saliendo de su zona de confort, y se mueven de lugar alcanzando un nuevo territorio. Este avance, este nuevo peldaño hacia la mejora, les enseñará que nada es fácil. Conseguir superar la prueba les otorgará conocimiento, experiencia, poder y fuerza. Les unirá como equipo.

El ogro se mostrará como un ser deforme, descomunal y con poca perspicacia impidiéndoles el paso por el puente del que se ha adueñado, posicionándose como obstáculo y creando conflicto para darles la oportunidad de ponerse a prueba. Las calaveras que cuelgan del puente, sirven de muestra de su terrible fin si fracasan, de la crueldad del ogro si no consiguen superar el reto, por tanto, deberán ser astutos y trabajar unidos.

Chivos chivones, la versión de Olalla González

Olalla González adapta para primeros lectores este cuento popular de origen europeo otorgándole varios sonidos, diversos tamaños de letra que, junto con las ilustraciones de Federico Fernández creador de estos figurativos chivos, darán como resultado un cuento lleno de humor y expresividad. 

La sonoridad de las pezuñas con ese atractivo «patín, patán patón» harán la fórmula mágica para ser contado con mucho ritmo, gracia y musicalidad, dando énfasis a una pequeña aventura de cooperación para la conquista de un nuevo nivel.

Texto de Tamara Sastre, ilustradora. Síguela en Instagram

Del texto: Olalla González, 2003.
De las ilustraciones: Federico Fernández, 2005.
Kalandraka Editora. 
Más
artículos