21 Mar

Cuentos para la Educación Emocional

Va de Cuentos en el diario Información de Alicante

Cuentos para la Educación Emocional. Ese es el título que Gonzalo Dal Molín le ha puesto a nuestro proyecto en su artículo dedicado a Va de Cuentos en el diario alicantino Información, que ha protagonizado la primera página de la sección Cultura. Estamos emocionadas y muy agradecidas!

cuentos-para-la-educacion-emocional-va-de-cuentos-informacion

Os lo transcribimos para aquell@s que no hayáis podido leerlo.

Cuentos para la educación emocional

► Nace en San Vicente una escuela que enseña a los niños a desenvolverse en situaciones nuevas mediante la literatura infantil y el juego

¿Y si se replanteara el sistema educativo actual de los niños? Un sistema donde el conocimiento cognitivo no lo sea todo, donde los exámenes y los deberes pasen a un segundo plano hasta el punto incluso de desaparecer. Una educación centrada den la felicidad de los pequeños en lugar de un bombardeo de información regido por un modelo estándard de enseñanza que tan solo se centra en lo académico. ¿Dónde queda el contacto con los niños, con sus emociones?

Esto es lo que persigue Va de Cuentos, un nuevo espacio en San Vicente del Raspeig que busca ser un un punto de encuentro para profesionales y estudiantes del ámbito de la educación infantil, como profesores, trabajadores sociales, psicólogos o pedagogos, así como padres y madres, que quieren aprender a trabajar la educación emocional con los más pequeños de una manera práctica y sencilla, utilizando para ello el cuento y el juego como principales herramientas.

Con una extensa agenda de cursos, talleres y charlas, algunas de sus propuestas formativas incluyen títulos como “Enséñame a quererme. Cuentos y actividades para trabajar la autoestima con niños y niñas”; “Los niños ya no vienen de Paris. Cuentos y materiales para trabajar la sexualidad con niños y niñas”; o “Decir adiós: Cuentos y Estrategias para acompañar a los niños y las niñas en el duelo y la muerte”.

“Todos fuimos niños y tuvimos que enfrentarnos a situaciones que no comprendíamos o que no sabíamos cómo afrontar, como la muerte de un familiar, el divorcio de nuestros padres o cosas más cotidianas como descubrir que los Reyes Magos en realidad no existen y nos han mentido al respecto. Es crucial saber tratar estos temas con los más pequeños y hacerlo en su propio lenguaje. Nosotros queremos compartir recursos para que trabajar las emociones con niños y niñas sea algo natural, y así contribuir a formar y criar personas más felices”, asegura su fundadora Beatriz Pérez.

Esta joven educadora piensa que hay que cambiar el objetivo de la educación ya que “se ha convertido en algo tan rutinario que los niños pierden el interés en muchas cosas”

“El sistema actual crea personas que sean exitosas desde un punto de vista económico y del poder, nosotros queremos que sean felices con ellos mismos. Eso consideramos que es el éxito” asegura la profesora.

Perez asegura que hoy en día existe una gran cantidad de adolescentes inseguros puesto que se van encontrando situaciones en las que desconoces cómo reaccionar debido a que no han sido tratadas con anterioridad. Esto se debe a que durante su infancia no se ha abordado la educación emocional, tan solo han recibido la educación tradicional y no la alternativa, en la cual se enseña desde muy pronto a que se expresen sus emociones. Es aquí donde intervienen los cuentos pues “los niños cuando no saben cómo expresarse, se identifican con los personajes de los libros. A veces dicen que que están tristes cuando realmente están frustrados. De esta manera les acercamos al mundo de una forma real pero infantil”.

Todo ello es lo que lleva a Beatriz Pérez a pensar en la necesidad de un cambio en el sistema educativo del país porque “lo cognitivo no lo mide todo y puede acabar frustrando. A veces la gente se olvida que están tratando con niños y que necesitan una enseñanza práctica del mundo”. Un cambio donde la educación alternativa complemente a la tradicional para dar lugar a niños y niñas libres y capaces de decidir.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *